diumenge, 1 d’agost de 2010

Hoy tocaba "Coitus Interruptus"(Vulgarmente "Marcha atrás")

La salida de hoy ha sido para mi como un"Coitus Interruptus" que, cuando estas en lo mejor, te tienes que parar y volver atrás.
Me explico. Ya sabeis que suelo aprovechar el verano para reforzar un poco mi maltrecha economia familiar... y la del pais (por lo de los impuestos)
Intento hacer creer a un grupo de incautos turistas que soy capaz de aliviar sus males (pobres desgraciados!) El caso es que, para ello, tengo que pasar consulta a unas horas decentes. Intenté poner la hora de consulta los domingos a las 4 de la madrugada para terminar a tiempo para poder estar con la bici a las 8 en el paseo.
Pero no tuve éxito. Los muy cabrones no querían visitarse tan temprano y no venía nadie.
Así que decidí cambiarla por las 10:30. Resultado: la salida se convertía en una ruta de un máximo de 2 horas.
Total, que esta mañana estaba en la salida antes de que pusieran las calles.
Pero pronto empezaron a llegar ciclistas de todos lados. Había un ambientazo!
Aquello parecía la salida del Tour de Flandes. Yo creo que casi la mitad eran holandeses.
Algunos eran viejos conocidos y esperaban afilando el cuchillo.
Estaba "Rompetechos", famoso por ser capaz de tirar a cuatro ciclistas de una tacada, hace unos años, en una rotonda de Sant Antoni de Calonge, gracias a una brillante maniobra de adelantamiento tipo "to tieso".
Tambien estaba "Afilador man" con su flamante bici de triatlón. Por Dios! Qué alguien le dé de una vez el libro de instrucciones a ver si aprende a manejarla, porque cada vez que se me acerca, siento un escalofrío que me corre por el espinazo y pienso "Ahora me tira!"
Pero, por supuesto, lo que más abundaba era un montón de tipos simpáticos y dicharacheros con muchas ganas de praticar su deporte favorito y pasar una mañana estupenda.
Por fin nos hemos puesto en marcha, y nos hemos dirigido hacia La Ganga, vía Gualta, Matajudaica, Corça, etc.
Yo, que cuando veo un pelotón con demasiadas caras nuevas, y algunas demasiado conocidas, para evitar el peligro, he preferido ponerme delante. Y, de paso, como no disponía de mucho tiempo, he intentado marcar un ritmo que impidiera que los caracoles se nos subieran a las ruedas, y así poder hacer más kilometros.
Pero la mala suerte ha querido que, poco antes de Matajudaica, sonaran voces avisando de un pinchazo en la parte de atras. Nos hemos parado y yo he anunciado que seguía sólo por el tema de la falta tiempo.
Pensé que algún colega me seguiría, pero me he quedado más sólo que la una.
Luego he entendido por qué: se va más rápido en pelotón.
Poco despues de La Bisbal, cuando estaba aburrido, sólo, más triste que un torero nacido en Vilafranca del Penedés, he oido un ruido ensordecedor, como si una División Panzer se acercara por detrás. Qué alegría! Era la atronadora algarabía del CC Montgrí, Biciamics, Impulse, "Guirilandia en bicicleta"... ¿Me dejo a alguno?
He vuelto a ser feliz!
Aunque me ha durado poco. En cuanto han comenzado las primeras rampas de La Ganga, se han desatado las "hostialidades" y cada uno ha subido como ha podido.
Y yo, al llegar arriba, he ejecutado mi version ciclista del "Coitus Interruptus", me he dado la vuelta, y con lágrimas en los ojos y el corazón en un puño, he vuelto para Torroella enjugando mis penas en Aquarius.
La próxima vez llenaré el bidón con Txacolí... Ayvalahostia!
Os quiero, cabroncetes.
Carlos Sáenz (de Dupond & Dupont)

1 comentari:

Anònim ha dit...

ERES UN CRACK, SI LLEGO A SABER QUE QUERIAS COMPAÑIA TE HUBIESE ACOMPAÑADO, PERO SIN MARICONADAS.
KICO