dissabte, 19 de febrer de 2011

Nuestras mujeres sacan el látigo...

Esta mañana hemos salido del Caprabo Josep Mª, Agustí, Lluis y yo. Estaban los Mossos que habían venido a despedirnos, así que todos hemos dado un recital de señalizar con las manos. Pareciamos sordomudos...
Antes de salir de Torroella nos hemos encontrado con Wolf y Enric Tauler.
Lo primero que hecho, al ver a Wolf, es mirar si iba con tubulares. Y no, por suerte, no llevaba. Ya tuve bastante el dia de Banyuls...
Enric nos ha dejado pronto pues iba a buscar a su hermano.
Los demás, nos hemos dirigido a Sta. Pelaia. Antes de empezar a subir, Wolf se ha ido para casa y cuando comenzaba el puerto, Agustí ha hecho lo mismo.
Parece ser que nuestras mujeres han sacado el látigo a pasear, y al que no está en casa a la hora le cae la del pulpo...
Así que nos hemos quedado Lluis, Josep Mª y yo que hemos subido a un buen ritmo, sin forzar.
Lluis, en los últimos kilometros, ha sacado un bote grande de pintura y lo ha empezado a remover para que estuviera preparado cuando llegara a casa, que su mujer le habia puesto deberes: pintar. Así que ha coronado y "pa" casa.
Total, que nos hemos quedado el "Duo dinámico" y nos hemos dirigido hacia Els Angels en busca de Felix.
Felix había salido por su cuenta esta mañana con intención de comprar piezas para la BTT en Basoli. Nos lo hemos encontrado en Quart. Iba con la mochila repleta de platos, bielas, yo que sé...
La subida a Els Angels no ha estado mal para ser principio de temporada. Al final, Felix ha preferido aflojar y dejar que yo coronara antes para evitar que le acusen de pegar "palos", pero iba sobrado...
Por cierto, me encanta cómo cuenta cuando me vió llegando a Marie Blanque en la Quebrantahuesos en la que estuvo sacando fotos. Se me cae la baba... De vez en cuando se lo voy a recordar, para que lo vuelva a contar... Tendré que pagarle unas cervezas...
Despues de Els Angels, para completar la salida nos hemos ido hacia St. Jordi, Colomers, la carretera de las "Putinguis", y para casa por Albons.
En Bellcaire nos hemos hecho la foto. Le hemos pedido que nos la hiciera a un lugareño algo rústico. Tenía los dedos como bates de beisbol, casi no podía apretar el disparador y le tapaban el objetivo, pero al final ha acertado.
Al pasar por Ulla hemos visto a Lluis. Ya tenia arremolinada la pared e iba a empezar a pintar (con el bote que habia preparado en Sta. Pelaia).
Su mujer al vernos, disimuladamente, ha tirado el látigo...