diumenge, 14 d’agost de 2011

Hoy BTT: " P'habernos matao "

Hoy han venido unos Biciamics de Banyoles, entre ellos, el cuñado de nuestro "McGiver" Ferràn. Perdonad que no ponga vuestros nombres, pero, con la edad, entre otras muchas facultades he perdido la memoria.

Si que recuerdo que la mayor parte pertenecen al ramo del transporte y que son unos tipos con mucha guasa y ganas de pasarlo bien.

Así que tocaba desempolvar la "cabra BTT" y echarse al monte.

La pobre bici, cuando la descolgué ayer, estaba acojonada. Me miraba con temor diciendo: "
¿Pero, ya te acordarás de como se hace? Si hace meses que no me montas! A ver si te vas a meter una hostia y me rompes algo..."


No la hice ni puto caso. Le quité un poco el polvo, engrasé la cadena, el cambio, el desviador... Le metí presión a las ruedas y punto. La pobre me dijo: "Te creerás que con eso has cumplido. Me tienes abandonada durante meses, no se te ocurre ni traerme un regalo, me pones un poco de grasa, algo de aire... y ¡hala! a montarme... Todos los hombres sois iguales".

La dije cuatro monerias pegando mis labios a su manillar y se quedó un poco más contenta.

Más tarde, durante la salida, me demostró que estaba bastante molesta conmigo porque me mandó a tomar por culo un par de veces...

Volviendo al relato de la salida, hay que decir que hemos hecho muchas risas, como siempre.

Al principio, ha habido un pequeño problema técnico con la bici de Danielix "El galo". Como no se podía solucionar sin pasar por el taller, Ferràn y él se han vuelto y hemos quedado en encontrarnos más tarde el depósito... del agua, no el de cadáveres.

Aunque Enric casi consigue que me lleven al depósito de cadáveres porque, para "hacer tiempo" nos ha metido por unas trialeras muy cabronas. Y yo, con mi habilidad caracteristica y mi Acojonaditis Aguda las he pasado bastante putas... como todo el resto de la ruta en cuanto la cosa se ponía técnica.

Porque a mí, al ser de Bilbao, lo que es a fuerza bruta no me gana ni dios. Pero cuando hay que ponerse "finolis" y pillar las trialeras dando saltitos como los conejos, pues la cago...

Así que lo que ganaba en las subidas lo perdía en las bajadas.

Luego han venido las "sorras" (con s, de las otras yo no he visto...). Las "sorras" estaban secas y las ruedas se hundían mogollón así que había que dar pedales a lo bestia para poder subir. Ahí es dónde yo me encuentro en mi salsa. Pero también había arenas bajando y las derrapadas eran de órdago y las cagarrinas que me entraban también...

Así hemos ido atravesando el Montgrí y hemos llegado a L'Escala.

En la zona del puerto, el nivel de testosterona se ha elevado considerablemente porque hemos visto unas cuantas "pibas" que estaban para mojar pan. Alguno se ha puesto un poco "palote"...

Hemos almorzado en Can Joan unos calamares a la plancha que estaban muy buenos.

Claro que, con la hostia que nos ha pegado el tal Joan (casi 13 € por barba) solo faltaba que estuvieran malos...

Pero ha valido la pena porque hemos hecho unas risas y hemos repuesto fuerzas.

A partir de aquí, lo que haya pasado lo tendrá que contar otro porque yo me he tenido que volver solo, pues tenía que trabajar.

Es lo que tiene ser autónomo aparte de asalariado. Toca currar cuando la temporada está en pleno apogeo y la economía no está para andarse con alegrías...

Hala. A cascala!

Agur



1 comentari:

enric ha dit...

venga carlos que has aguantado como un jabato i hoy era un terreno para un dupont sorrras i mes sorras venga como siempre de primera la cronica